martes, 18 de noviembre de 2008

Paris

La vie en rose es la sintonía que, sin saberlo, descorcha la inspiración que envuelve Paris. Paris en otoño es un cuadro perfecto que hasta sin marco te atreverías a colgar. Y es que esta ciudad toca sin necesidad de tener manos a todos nuestros sentidos y logra hacerlos vibrar. Es la magnífica armonía entre la bohemia y la sofisticación, una simbiosis que siempre ha conseguido encandilarme. Paris, je t’aime.

2 comentarios:

Gemma dijo...

Com ho comparteixo! :D

He llegit el que em vas dir... Se m'ha posat la pell de gallina!

Adosvelas dijo...

Ai aquet toc lila!!
jeje
PS: Ja nomes falta que et pintis els cabells!!