miércoles, 2 de octubre de 2013

El rincón de los despojos

Cualquier sitio puede convertirse en desván, hay rincones en la calle donde la gente deja los recuerdos que no tienen sitio en la memoria. El desapego recicla el sentido de todo lo que dejamos y otro descubre. Como esa caja de galletas con fotos en blanco y negro que alguien dejó entre las basuras de la calle. La vida de una familia inglesa impresa en un papel tintado de ocre por el paso de los años y envejecido por el manoseo de varias generaciones. Caras desconocidas que alguien encontró y reinventó la historia de sus vidas, un modo azaroso y romántico de ver la vida que hay después de la muerte. Como todas esas sillas balancín que han mecido la sabiduría de la vejez y ahora están abandonadas a punto de ser descubiertas por un joven estético que les quitará la historia mutándoles la piel. La basura de algunos es la reliquia de otros, si el Pasado levantara la cabeza…

2 comentarios:

Marta Fontanet dijo...

Quina traça tens vives ;) <3

Marta Fontanet dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.