lunes, 25 de febrero de 2008

fotolog.com/demartavives

Ayer me preguntaron cómo definiría la moda en una frase. “Es lo que tú quieras que sea”, me arriesgué a contestar. Por mi parte, hasta me metería en la cama con las tendencias pero no lo hago porque allí se me desnudarían y a mi lo que me atrae, en este caso, es lo que viste al cuerpo (y hasta al alma).
Las pasarelas siempre me han parecido un mundo ilusorio donde converge todo lo que se avecina al desenmascarar una nueva temporada. Uso las palabras “mundo ilusorio” porque la realidad, es decir, la moda urbana, nunca consigue desprender la elegancia de las, afortunadamente eternas, pasarelas. Aún así, a su vez, hay que aprender a apreciar este hecho ya que si todos fuésemos perchas perfectas, nunca existiría lo que marca la diferencia. Y la diferencia es la gracia, es la cuna del arte y, por supuesto, el alimento de la moda.

1 comentario:

Quim dijo...

totalmente en desacuerdo...las pasarelas, cuando menos, no son ni ilusorias!no veo, ni tu tampoco, a una parisina con una burka, como pretende david delfin, ni tampoco a una catalana! a ver ,creo que las pasarelas no reflejan, para nada la realidad...la realidad va mucho más alla, o mejor, la realidad la ves cada dia en el metro de bcn, en les champs elysees,en el born o en la fifth avenue...esta es la realidad, lo que ves hoy, mañana y mañana pasado....que estan mucho más alla de las pasarelas.que es la moda?lo que quieren los lobby's? o lo que te pones tu y yo cada mañana?lo que quieren los lobbys de la moda, o le que se pone el 99,9% de la población occidental? y contigo estoy completamente de acuerdo con la opinión: “Es lo que tú quieras que sea”,pero con un matiz muy grande, que sea con ELEGANCIA, porque en una cosa estaremos de acuerdo, la elegancia es algo innato...lo tienes o no lo tienes!!y aqu empieza y acaba todo!como lo ves Marta?