sábado, 10 de octubre de 2009

Tardes de lejos

A veces aún pienso en el abismo en el que vivimos inconscientemente cuando estamos enamorados.
Me acuerdo de cuando vivía con esa electricidad que prendaba mi corazón y mis ansias y llenaba mi vida de horas nerviosas que hervían de deseo. Pero, de algún modo, tengo la sensación que viví tanto y tantas veces ese deseo que hasta se evaporó. Y en mi, ya no está. Y podría volver a la melancolía que evoca el repaso de los días pero ya no me acuerdo de cómo se reconstruye el sentimiento de un amor. Y reconstruir no es vivir, es recordar. Y ahora ni reconstruyo, ni vivo ni recuerdo el amor. Pero hoy, en algún remoto lugar de mi cuerpo, ha reaparecido una colección de tardes de invierno que, a pesar del frío, solo desprendían fuego. Y esas tardes, eran tardes de nervios, de ganas, de esperanza desesperada, de esa porción de vida que ahora siento lejos...el amor.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

encara q segur q no t'ho esperis he estat tots aquests dies desde q estic aqui mirant el teu blog habera si encara escribies...i avui m'he endut una gran sorpresa! :) tot i q el text es una mica melancolic estic segura de que estas genial!
encara q la comunicacio entre nosaltres es bastant nula la veritat es q preferexo reservar moltes coses per nosaltres i els nostres moments, ara hem de disfrutar del moment, ja tindrem temps per parla!tt i axi un skype aniria be,n?
petonas* ttm.

anna (Leideeeeennn) :)

Anónimo dijo...

No se ni como ni porqué he llegado aquí, (buscando algo por la red con el mismo nombre de tu blog)..pero la cuestión es que me he quedado enganchada leyéndote.

Especialmente aquí, en "tardes de lejos", ya que me siento tan identificada.... ¿dónde está ese sentimiento??? no lo sé, tampoco existe ya en mi, quizá dejé de creer, en lo que siempre habia sido lo más importante en la vida... el Amor.

Por cierto, me encanta tu blog. Tienes arte!!!! Yolanda

Ermo dijo...

a mí también me pasa... ¿serà que nos hacemos mayores, o que volvemos a la infancia?