martes, 13 de diciembre de 2011

El Instinto de un instante

Cartas que llegan desde lejos, desde siempre, con palabras que existen sin ser realidad. Un sueño que nace en un desierto y se alimenta de una utopía eterna y siempre tiene sed. Los timbres que sonaron tantas veces en la misma puerta y ahora ya se cansaron de ser sonido. Cascabeles en verano: una estupidez. Y sin embargo, aún hubo tantos sin embargos sin razón. Y lo poco que pesa la razón en el corazón. Llenar botellas con mensajes y enviarlas con tu mente hacia el olvido. El Om de tu vida que te llega de repente sin voz aparente y hace tanto ruido que estremece a todos tus motivos.

3 comentarios:

capriyunliuz dijo...

excelente instinto... me encanto tu post :)

Alexandre Rio dijo...

Si el corazón piensa,

El corazón se detiene.

petitsdetalls dijo...

si si!!! :)