miércoles, 16 de noviembre de 2016

Abrazo hacia dentro

Un abrazo hacia dentro,
hacia uno mismo
es infinito
con uno mismo,
como uno mismo.
Al fin, la calma.
Hablemos de un principio,
ahora veo:
se empieza por uno mismo.
Cada uno
consigo mismo.
Un abrazo hacia dentro
tranquilo,
verdadero.
En el medio del infinito
de todos
y de ambos,
quizás,
consigo
abrazar hacia fuera
desde dentro.


1 comentario:

Anónimo dijo...

Ser un genio puede dar miedo O la falsa genialidad Es posible que los autenticos genios sean aquellos que sepan como manejarla (Luis Manteiga Pousa)