martes, 29 de mayo de 2007

Aiats

Hablo de un amigo que cuando lea esto me va a abrazar y lo sé. Es un ser humano regalo para la humanidad, esa gente que le pegarías achuchón por buena persona. Su nombre es el primer contacto con la originalidad de su ser, es de esa gente que a mi me engancha, personitas con estrella. El chaval este es una persona tan completa que es inviable meter todo lo que una piensa de él en este pequeño espacio, creo que lo voy a hacer por capítulos o si me apuras por tomos.
Hace colección de series yankees y se sabe cada historieta de pe a pa. Dibuja gente guapa y paranoias de tinta azul que sabe dios como se le ocurren. Esboza palabrillas igual que lo hago yo y me acompaña a comprar atuendos monada. Le encanta que me quede sin un duro y nos pasamos la vida haciéndonos la pelota mutuamente. Comemos juntos y no podemos evitar alargar el cortado final, bailamos en pasillos públicos y nos comemos el mundo porque a veces nos apetece. Es un cotilla reconocido, un crítico absoluto de mi visión de la vida y un saltamontes que busca amor sin tonterías.
Tiene una gran gama de estados de ánimo que a mi me mola tropecientos. Cuando está de buenas es como algodón de azúcar, dulce y redulce. Cuando está de malas mete la directa y agárrense fuerte, señores. Tiene vena servicial que va de perlas porque una es negada en varias cosas y mola que le echen un cable. Tiene una necesidad importante de ser claro, conciso, directo y súperdirecto. Es admirable, lo sé.
Le va hacer messengers ya en alta madrugada, explicarme secretismos que dan para mucho palique y ser un superhéroe del alemán. Con lo de la confianza se atreve a soltarme cosillas tipo: se nota que hoy no llevas maquillaje, ai filla meva, si que ets una mica curteta y otras preciosidades de este calibre. Se sabe el armario de todos sus amigos de memoria, se mofa de especimenes que rondan por su pueblo y es incapaz de ser irresponsable.
Es de aquél tipo de personas que cuando las ves te alegras a montones y sabes que él también se alegra de verte a ti. Siempre acabamos con lo mismo: please, call me once again (and again and again and again).

1 comentario:

francisco dijo...

no me conoces pero el aiats es amor
un monton
<3